Lecciones del Culiacanazo ¿y para cuándo la renuncia de Durazo?

Reflexión de la ilegalidad.

Por César Gutiérrez Priego

Actualmente México está viviendo cambios que impactan de manera colectiva a todos y que tiene un origen coyuntural en la sociedad mexicana de manera general y sui géneris en cada entidad federativa. El rezago educativo, la desigualdad de oportunidades y la falta de empleo crean un terreno fértil para que los factores de la delincuencia y corrupción puedan someter la necesidad de la gente, que busca poder conseguir recursos para su supervivencia, formando muchas veces una cosmovisión muy alejada de los valores y el trabajo lícito.

De aquí nace la causa-raíz para identificar y diagnosticar la política criminal de cada área o jurisdicción para su prevención y en caso necesario, realice el estado la correcta formulación, aplicación y ejecución de las normas jurídicas penales, para lograr proteger el interés público y social de todos los ciudadanos, ante un tejido social deteriorado.

Ahora bien, de acuerdo al Plan de Desarrollo Nacional 2019-2024, en materia de seguridad, hace un planteamiento de pacificación del país y -estoy de acuerdo con la estrategia- debemos de partir en orden: el Secretario Alfonso Durazo es el responsable de garantizar la seguridad del país, así como prevenir y abatir los delitos de alto impacto, (homicidio, culposo, homicidio doloso, secuestro, extorsión, robo con violencia, robo de vehículo, robo a negocio, robo a transeúnte y robo a casa habitación); esa es su chamba.

Las fuerzas armadas únicamente son coadyuvantes de su estrategia; el Secretario debe conducir de manera correcta su Plan Estratégico y sus objetivos, contando con los indicadores necesarios que midan los resultados obtenidos, también de manera paralela, debe supervisar la capacitación y buen desarrollo del Plan Táctico del personal que va a ejecutar las acciones, para evitar dar información errónea, que denote desconocimiento de la problemática.

Cabe mencionar que cuando se tiene la información de inteligencia procesada (por medio de estudios), se puede identificar el flujo del dinero ilícito (lavado de dinero); quienes son los transgresores de la ley; las propiedades, el transporte, almacenamiento y distribución, (modus operandi), pero también es muy importante la seguridad que pagan los malandros mediante la corrupción, ya que se paga para no ser detenido, para en caso de serlo, no ser condenado y, en caso de serlo, poder escapar de la prisión. Pagan por información sobre posibles operativos policiacos y militares, para poder eludirlos, y también por información sobre «traidores» y sobre las actividades de las bandas competidoras.

Ante este escenario, se han realizado las reformas constitucionales para la creación y empleo de la Guardia Nacional; se ha adoptado la política de no al exterminio, para evitar masacres y está muy bien, por ese lado no existe ningún problema, aquí el problema es que el Estado debe ajustarse a las normas jurídicas emanadas de la constitución.

Es irresponsable e irracional, pretender dar opiniones sin fundar y motivar el derecho de facto, tratar de interpretar la ley a modo o tratar de tergiversar lo legalmente establecido; denota de sobre manera una abundante demagogia e ignorancia. Por eso México tiene su Carta Magna, sus leyes generales y secundarias, aprobadas por el poder legislativo, las cuales son publicadas en un diario oficial de la federación, para dar vigencia.

Desmenuzando el Culiacanazo

Ahora bien, en un hecho inédito, se hace del conocimiento a la opinión pública, una historia sin derecho de réplica ante las contradicciones en el desarrollo del operativo del jueves 17 de octubre, describiéndose el desarrollo de este fracaso de manera puntual, arrojando el siguiente análisis:

1. Marco jurídico.

Existe un tratado bilateral que fundamenta la cooperación entre ambos países para lograr la detención de un probable delincuente, por lo que el Presidente junto con su gabinete de seguridad determina las acciones a seguir para realizar la detención de Ovidio Guzmán.

Con la instrucción del ejecutivo, la FGR comienza el trámite de la solicitud a un Juez del Centro de Justicia Penal de Almoloya de Juárez, para que otorgue una orden de aprehensión provisional con fines de extradición, autorizándose la orden sin mayor contratiempo.

Se observa que en ningún momento se solicita una orden de cateo de posibles ubicaciones en donde pudiera estar el sujeto en mención, dando margen a la posible sustracción de la justicia, ya que tenían localizados puntos críticos y un área en específico.

Esto, viola de manera tajante el art. 16 constitucional, al no poder fundar y motivar la causa legal del procedimiento para introducirse al domicilio y cumplimentar la orden de aprehensión provisional, violándose el debido proceso y todo elemento material probatorio en contra de Ovidio Guzmán.

El precepto constitucional indica muy claramente lo siguiente: “La autoridad que ejecute una orden judicial de aprehensión, deberá poner al inculpado a disposición del juez, sin dilación alguna y bajo su más estricta responsabilidad. La contravención a lo anterior será sancionada por la ley penal”.

2. Concepción de las acciones.

En el informe ante los medios de comunicación de la mañana, se observa las siguientes acciones y cronología del procedimiento para el ejercicio de la acción penal:

▪ El 13 de septiembre E.U.A. solicita a México la orden de detención con fines de extradición.
▪ El 25 de septiembre la FGR solicita al juez la orden.
▪ El 25 de septiembre el juez federal emite la orden.
▪ El 4 de octubre recibe la denuncia el MPF.
▪ El 7 de octubre el MPF gira un oficio de investigación a la GN e inicia carpeta de investigación.
▪ El 8 de octubre la GN emite un oficio de colaboración a SDN.
▪ El 9 de octubre el MPF recibe el primer informe donde se describe personas e inmuebles.
▪ El 10 de octubre el MPF solicita a GN informe sobre las personas señaladas en la denuncia.
▪ El 11 de octubre recibe el MPF de la GN, el informe policial describe los inmuebles, personas y armamento y radios.

Hasta en este momento, se desconoce si el Presidente es quien autoriza a los miembros del gabinete de seguridad la orden directa de iniciar el operativo, la cual tendría dos vertientes;
a) Que el responsable del GAIN quebrantó las leyes y disciplina militar al cometer desobediencia y actuar por propia voluntad y no informar al General Secretario, o
b) existió omisión parte del secretario de Seguridad Publica, de no estar pendiente sobre tales acciones.

Legalmente no existían las condiciones para iniciar un operativo, debido a la falta de un instrumento legal para su ejecución para allanar un domicilio y sin existir algún tipo de flagrancia en el momento de su detención, introduciéndose el equipo táctico al estacionamiento que es una extensión del domicilio, violando el debido proceso y el art. 16 constitucional.

3. Preparación de las acciones.

Dentro del informe se detalla lo siguiente:

▪ Toda orden de operaciones está debidamente fundada, para determinar la legalidad de las acciones y lleva las firmas de quien lo elabora, lo revisa y lo aprueba.
▪ Dentro de esa misma orden se establece la misión, la decisión a la que arriba el comandante y los cursos de acción y opuestos que se prevén que sucederán, indicando las instrucciones del esquema de maniobra, las misiones a las unidades subordinadas, los apoyos de unidades adyacentes y su reserva, con sus anexos y procedimientos sistemáticos para operar y el flujo de comunicación.
▪ En el informe indica que la organización adoptada es la formación de una patrulla de combate, con sus respectivos escalones de seguridad y asalto.
En esta parte, se observa que no existe mayor información del Centro Nacional de Inteligencia, ya que de haber tenido la información oportuna de último momento, se hubieran percatado de movimientos de personal de transgresores dirigiéndose a los diferentes puntos de la ciudad, los malandros debieron tener información con anticipación, para poder establecer gente en los puntos de apoyo, de disloque en las áreas críticas del cerco, el cual fue roto mediante agresiones múltiples.

4. Conducción de las operaciones.

▪ Se inicia la operación estando el objetivo dentro del inmueble.
▪ Comienza una agresión con armas de fuego al personal que interviene en el operativo.
▪ El objetivo sale de su inmueble y lo conminan a que se rinda y se comunique con su hermano para el cese de agresiones, recibiendo una negativa.
▪ Se reportan agresiones y personal herido.
▪ El gabinete informa al Presidente.
▪ Se incrementan las agresiones en diversas bases de operaciones.
▪ El presidente en el aeropuerto informa a los medios que el Gabinete de Seguridad informará sobre los acontecimientos.
▪ Se registran ataques en diversos puntos de la ciudad de Culiacán y comienza la fuga masiva de reos del penal de Aguaruto.
▪ El Presidente y el Gabinete de seguridad deciden dar fin a la operación.
▪ El personal del Gabinete emite el comunicado.

Se observa que los malandros, cuando se enteran de la probable detención de Ovidio Guzmán, comienzan a realizar agresiones instruidas por el hermano, quien al ver que no pudieron sobornar al comandante del operativo, lanza una oleada de acciones múltiples para romper el cerco y buscar rehenes, para tener una moneda a cambio, la cual les funciona, porque no era posible utilizar tanto la potencia y volumen de fuego sin tener daños colaterales. Ante esta situación es que se decide el Gabinete de Seguridad, capitular para evitar más muertes y heridos por las acciones descritas, la cual es totalmente correcta.

5. Conclusiones

Es de hombres reconocer que sí existieron errores garrafales y que deberán corregirse. Esta lección aprendida no debe repetirse, este enemigo NO es de papel, sino al contrario, tiene poder bélico y económico, que va a producir más bajas.

Lo sucedido en Culiacán dejó clara muestra que no podemos utilizar a políticos inexpertos en seguridad nacional y pública por más buenas intenciones que estos tengan. Uno de los reclamos más grandes de nuestra sociedad es contener el crimen y brindar seguridad, situación que ha sobrepasado al secretario de Seguridad Alfonso Durazo.

Si bien es cierto, estos altos índices de inseguridad son heredados de administraciones anteriores, también lo es de que no podemos estar aprendiendo en el camino, ya que el verdadero desgaste de esa fallida estrategia de seguridad lo están soportando las Fuerzas Armadas mexicanas, quienes tienen que multiplicarse y redoblar esfuerzos para cumplir con las misiones más importantes del país y de la 4T, ya que sobre sus hombros recae todo el trabajo operativo de la actual administración, por lo mismo existe un desgaste fuerte al interior del gremio militar, mismo que se ha exteriorizado en los últimos meses con diferentes mensajes del personal militar.

Es cierto también que las leyes y reglamentos militares prohíben las manifestaciones de molestia públicas en perjuicio de la institución y del Comandante Supremo; tan cierto como que es del conocimiento de los elementos que forman parte de tan honorables instituciones, pero se les olvida que llevan casi siete años sin recibir aumentos reales, por que solo se ha aumentado lo establecido anualmente a los servidores públicos federales.

Sé que habrá quien diga y ¿cómo porque quieren más aumentos?, al que no le guste que meta su baja, si a nadie le han subido el sueldo ¿porque ustedes quieren aumento?, y la respuesta es sencilla, en este país no existen ninguna otra institución que cumpla mejor con su trabajo durante las 24 horas del día, que la SEDENA y SEMAR; cumpliendo siempre con la misión con trabajo y sin murmuraciones.

No faltará quien diga y ¿por qué nunca lo manifestaron con los gobiernos anteriores?, cosa que es también falsa, ya que si se conocieron los descontentos al interior del gremio, por la decisión del Alto Mando de incrementar el trabajo y no subir los haberes, bajo el falaz argumento de que el soldado si tiene mas dinero lo utiliza para andar en los vicios, rompiendo con la ideología de la disciplina militar.

Es importante explicarles a quienes hoy se quejan por el descontento del personal militar, que se les olvida que cuando existen inundaciones, deslaves, terremotos, maremotos, incendios, o cualquier desgracia natural o provocada, los primeros que salen en su apoyo y rescate son las Fuerzas Armadas; que se les olvida que si el país no está en manos completamente del crimen organizado es gracias a los esfuerzos y trabajos de las mismas Fuerzas Armadas, que ese sacrificio que realizan no se ve recompensado de la misma forma, ya que los que no conocen el medio acusan a los militares de insubordinados y golpistas, cuando la realidad es que son leales y valientes, cumplen las ordenes de forma inmediata y sin murmuraciones.

Hay que recordar que la lealtad no es solo de abajo hacia arriba, lo más importante de la lealtad es que sea de arriba hacia abajo; recordando finalmente que desde el primer día de este gobierno, el Comandante Supremo prometió aumentar los sueldos de las Fuerzas Armadas, prometiendo que sería más para los de abajo que para los de arriba, cosa que hasta el día de hoy no ha sucedido.

El soldado es noble y valiente y sabe aguantar ante cualquier situación, pero también es ser humano, con necesidades reales, con hijos, esposas, padres y familia que mantener, recordando que el soldado es pueblo, pueblo bueno uniformado y por lo mismo merece ser tomado en cuenta por su Comandante Supremo como cualquier otro hermano del pueblo.


Entradas relacionadas

Cuéntanos qué opinas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.