Madre de familia es víctima de injurias en redes sociales, ya hay denuncia

A través de perfiles falsos en Facebook y mensajes de Whatsapp la señalaron de ser secuestradora de niños.

Édgar Escamilla

Aquella mañana Aleli Fuentes, profesora y madre, jamás pensó que acercarse a solicitar informes para realizar el cambio de escuela de sus hijos la convertiría en víctima de acoso en redes sociales, donde personas mal intencionadas subieron una fotografía de ella y la señalaron de ser secuestradora de menores. Ante el riesgo, acudió a la Fiscalía General del Estado a presentar la denuncia y que se garantice su seguridad y la de su familia.

El pasado 5 de noviembre acudió a la escuela primaria Vicente Guerrero, de la colonia Tepeyac, en la ciudad de Poza Rica, en virtud de que por motivos personales requiere realizar el cambio de escuela de sus hijos.

Personas que se sintieron incómodas por su presencia la fotografiaron y las difundieron en redes sociales, acusándola de ser secuestradora de menores, versión completamente alejada de la realidad, a pesar de que en ese mismo momento dialogó con la directora del plantel y quedó aclarado el motivo de su visita a la escuela.

Dicha publicación fue compartida a través de perfiles falsos en Facebook y posteriormente viralizada por otros usuarios en diversos grupos y por medio de mensajes de Whatsapp. En cuestión de horas, cientos de personas habían compartido dicha información falsa.

“Quiero aclarar que en ningún momento estuve grabando a los niños y padres de familia, como se menciona en la publicación, pues mi interés era solicitar información para cambiar de escuela a mis hijos”, comenta en entrevista.

Se siente insegura, vulnerable, en la ciudad que la vio crecer y en la que trabaja como docente. Muchos de sus contactos en redes sociales reportaron la publicación y la defendieron en comentarios, pero nada de eso bastó.

“Entiendo la preocupación que existe en la sociedad por la cantidad de hechos delictivos que se registran no solo en la ciudad, sino en todo el país; preocupación que comparto al ser madre de familia, pero también debemos tener en cuenta la responsabilidad de nuestras acciones.”

Actualmente muchas personas se escudan en la clandestinidad, en la impunidad que permiten las redes sociales para difamar, denostar, agredir a otras personas, y la difusión que pueden tener tales publicaciones sin detenerse a averiguar si son ciertas o falsas las acusaciones, sin importar el daño que se pueda cometer contra las personas.

Se decidió a presentar la denuncia correspondientes para que sean las autoridades quienes investiguen al responsable de la publicación original, pues teme ser víctima de linchamiento, como ha ocurrido en otros municipios de la entidad, tras la difusión de rumores.


Entradas relacionadas

Cuéntanos qué opinas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.