Perjudicial, dieta vegana en niños

Niños veganos

Estudio comprueba que no crecían ni se desarrollaban como sus contemporáneos que consumían proteína animal.

Redacción

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) determinaron que si bien las personas vegetarianas pueden vivir sin comer carne, pero sí huevos, leche y sus derivados, quienes mantienen un régimen vegano corren el riesgo de desnutrirse, especialmente los niños, quienes no se desarrollan como sus contemporáneos.

Uno de los principales nutrientes que requiere el cuerpo humano para el mantenimiento del sistema nervioso central como la vitamina B12, se encuentra presente únicamente en alimentos de origen animal, no en los vegetales.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en el mundo hay más de dos mil millones de personas malnutridas y para salir de esa condición necesitan comer más alimentos con proteínas.

Éstas, que pueden ser de origen animal o vegetal, constituyen uno de los componentes primordiales de las células; nuestro organismo las requiere para construir y reparar tejidos, producir enzimas, hormonas y otras sustancias químicas que nos permiten estar activos.

Están conformadas por aminoácidos no esenciales y esenciales. Los primeros (alanina, asparagina, aspartato, cisteína, glicina, glutamato, glutamina, prolina, serina y tirosina) podemos sintetizarlos en nuestro organismo; en cambio, los segundos (isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triftófano, valina e histidina) tenemos que tomarlos de los alimentos de nuestra dieta diaria.

“Los aminoácidos esenciales previenen la desnutrición proteico-energética y la muerte”, señaló María Salud Rubio Lozano, académica e investigadora en el área de Ciencia de la Carne de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Los alimentos con proteínas de origen animal y de origen vegetal que contienen los nueve aminoácidos básicos son las carnes magras (res, pollo, cerdo, ternera, cordero…), el huevo, el pescado y la leche y sus derivados; y la soya, la quinoa y el trigo espelta.

“En cuanto a los alimentos con proteína de origen animal, además de proporcionarnos los nueve aminoácidos esenciales, nos proveen de otros nutrientes fundamentales, como las vitaminas B6 y B12, el ácido pantoténico, la niacina, el fósforo, el potasio, el sodio, el zinc y el hierro”, agregó.

Proteínas

Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition sobre niños veganos, cuyos padres han decidido que no coman productos de origen animal, comprobó que no crecían ni se desarrollaban como sus contemporáneos que consumían carnes magras, huevo, pescado, leche y sus derivados.

No importó que ingirieran los vegetales necesarios para proveerse de los nueve aminoácidos esenciales: seguían teniendo déficit en calcio, zinc, hierro, vitamina B12…, pues su dieta incluye diversas sustancias que hacen que al organismo le cueste mucho trabajo absorber esos nutrientes y permitir la entrada de algunos elementos traza.

Otro inconveniente que se detectó fue que, para reunir los nutrimentos recomendados, esos pequeños tenían que comer a diario una gran cantidad de vegetales, lo cual, a su corta edad, era imposible.

El problema es que el crecimiento y desarrollo de los niños veganos se ve perjudicado, debido a que no son capaces de nutrirse de manera adecuada con alimentos de tan bajo valor nutritivo. El requerimiento de proteínas de los lactantes y los infantes, así como el de las embarazadas y de quienes padecen infecciones o tienen parásitos, es mayor al de cualquier otro grupo de individuos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.