«Orita no joven”

Entre periodistas

Entre Periodistas

Andrés A. Solis*

Hace unos días una colega periodista me buscó para expresarme su preocupación porque estaba siendo objeto de agresiones a través de plataformas socio-digitales.

Como reportera ha publicado información sobre la mala actuación de las autoridades municipales en su lugar de origen.

Su labor como periodista ya había motivado que la despidieran de manera ilegal e irregular por publicar información y lamentablemente el medio para el que trabajaba privilegió la dádiva que la calidad informativa.

Ahora ella está en un nuevo enfrentamiento desigual y por demás violento y que se exacerba por ese componente de violencia en razón de género y que ha afectado a su familia.

En la plataforma de Facebook le abrieron un perfil falso desde donde publican obsenidades, la ofenden, se burlan de ella y de su familia y las publicaciones son una manera muy burda, grosera, pero lamentable de hacer creer que es ella quien redacta esas “notas”.

Hablamos, nos vimos, la convencí de que estuviese tranquila y de que redactara una relatoría muy detallada de los hechos y que hiciera un seguimiento puntual de todas estas agresiones digitales que se incrementaron por momentos en las últimas semanas.

Al mismo tiempo que le pedí que buscara el apoyo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación, yo personalmente me contacté con funcionarios de esa dependencia federal para pedirles su intervención.

Hubo respuesta positiva, le llamaron y le ofrecieron acompañamiento. Yo confío en algunas personas que han permanecido en el Mecanismo desde hace ya varios años, porque me consta que atienden a colegas.

Este martes 19 de noviembre la colega me escribió que no la habían llamado del Mecanismo desde hace días. Que la persona asignada como su contacto directo no le respondía las llamadas ni los mensajes.

Le recomendé insistir y a los pocos minutos me reenvió un mensaje que le escribió su enlace con el Mecanismo y que yo aquí transcribo:

“Hola (XXXX) buenas tardes, revisamos la situación con la tercera unidad y en este momento el Mecanismo de Protección no tiene un programa que se encargue de atender la violencia digital”.

Su, usted leyó bien.

El mecanismo de protección no atiende la violencia digital. Entonces cualquier amenaza, intimidación, agresión, ofensa y vilipendio que suframos las y los periodistas por cualquier vía digital, por Internet, correo electrónico, redes sociales, servicios de mensajería, etc, etc… no serán atendidas.

¿Y entonces cuando las hordas de bots salen a agredir a todos y todas las periodistas de este país desde Palacio Nacional o la oposición simplemente ya nos jodimos?

Como en los “memes”… “orita no joven”.

*******************
PD. Y ante la desafortunada postura de la nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de que en México no asesinan periodistas, la pregunta es ¿cuál será el futuro del de por si mal diseñado programa de atención a periodistas de la CNDH?

* Periodista. Autor del «Manual de Autoprotección para Periodistas» y de la «Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.


Entradas relacionadas

Cuéntanos qué opinas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.