“No somos histéricas, somos históricas”.  #8M

Crónicas Peregrinas Claudia Constantino La plancha del zócalo capitalino está abarrotada de mujeres, pero también lo está la alameda central y sus calles aledañas, el monumento a la revolución, la calle de Hidalgo, la de Reforma. Los contingentes de mujeres que marchan juntas son incontables, enormes y organizados. Hay madres marchando a lado de sus hijas; y las que marchan por sus hijas asesinadas. Hay hombres, pocos, con pancartas que rezan: “marcho por mi hija porque Ella ya no puede”.

Leer más