Un reto

¡ASI ES!

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

Que se secuestre a cualquier ciudadano, aunque se oiga mal, es lo de menos, pues no tiene vigilancia personal, pero que el afectado sea un alto jefe militar, eso sí que pone a todos a pensar y quiere decir que los abrazos del presidente, no funcionan.

Lo ocurrido en Guerrero contra el comandante del batallón asentado allá, es ni más de un reto no solo al Ejército sino al gobierno federal e a México en sí solo esperemos que de acuerdo con las barrabasadas dichas por el presidente, de le ocurra ponerse al lado de los delincuentes porque a ellos también hay que defenderlos.

Lo que si señores, esto puede ser objeto de hasta de un rompimiento del Ejercito con el jefe de gobierno, porque ya se están metiendo con los jefes y ese tipo de personajes siempre andan custodiados por varios elementos. No se ha dado mayor información de la forma en que se secuestró al jefe militar. ¿Dónde estaban sus custodios?

Conforme pasen las horas, los días naturalmente que se conocerá como fue que se apoderaron del comandante militar y que pasó con sus custodios, pero esto sí que que es una situación grave insistimos porque estos jefes siempre tran custodios.

A ver con que sale ahora el presidente. ¿Va a defender también a los secuestradores porque también son humanos? O lo hará por el representante del Ejército para no provocar un posible problema con la institución armada.

Ya veremos pero este sí que es un severo problema para el gobierno federal. Y además un reto para la federación.
Sugerencias, críticas y comentarios: marionoriegav@gmail.com

Entradas relacionadas